Cómo administrar una deuda



Muchos consumidores se ven abrumados por las deudas acumuladas. En la mayoría de los casos, el problema aumenta gradualmente, hasta que la carga total de la deuda alcanza proporciones inmanejables. A veces, incluso los problemas menores, como las enfermedades temporales, pueden inclinar la balanza en favor de las personas muy endeudadas, ya que no tienen ahorros a los que recurrir. Aquí hay algunas sugerencias para ayudar a aliviar la carga de la deuda.

Tarjetas de crédito

Si usted sabe que está tentado a gastar más de la cuenta en tarjetas de crédito, déjelas en casa cuando vaya de compras o cuando salga a divertirse. Pague en efectivo y no tendrá la tentación de gastar más de la cuenta y que afecte su economía.

Elaborar un presupuesto

Para tomar control de su situación financiera debe tener una evaluación realista de cuánto dinero gana y cuánto dinero le queda para gastar. Calcule sus ingresos totales, luego haga una lista de sus gastos «fijos» – esos cargos ineludibles en los que incurre cada mes – como los pagos de la hipoteca o renta, los pagos del automóvil y las primas de seguro. A continuación, enumere los gastos opcionales tales como entretenimiento, recreación y ropa. Escribir todos sus gastos, incluso los pequeños, es una manera útil de rastrear los patrones de gastos, identificar los gastos necesarios y priorizar el resto. La meta de un presupuesto es asegurar que sus necesidades básicas sean satisfechas antes de cualquier gasto discrecional.

Contacte a sus acreedores

Comuníquese con sus acreedores inmediatamente si tiene problemas para pagar sus deudas. Dígales por qué es exigente para usted, y trate de establecer un programa de pagos modificado que reduzca sus pagos a una suma más manejable. Haga esto antes de que su cuenta sea entregada a un cobrador. En ese momento, sus acreedores han dejado de tratar de cobrar la deuda voluntariamente.

Préstamos para autos y casas:

Las deudas se denominan no garantizadas o garantizadas. Las deudas garantizadas por lo general están vinculadas a un activo, como su auto para un préstamo de auto, o su casa para una hipoteca. Si usted no hace los pagos de un préstamo garantizado, el prestamista puede embargar su automóvil o incluso ejecutar la hipoteca de su casa. Las deudas no garantizadas no están vinculadas a ningún activo, e incluyen prácticamente todas las deudas de tarjetas de crédito, facturas médicas, préstamos con firma y deudas por otros servicios. Es prudente pagar primero los préstamos garantizados, para evitar la pérdida de activos.

Consolidación de deuda

Los préstamos reducen las tasas de interés y, por lo tanto, disminuyen sus pagos mensuales. Busque las mejores tarifas y considere también los costos de cierre. Hay muchas compañías diferentes que ofrecen tarifas muy diferentes. Los préstamos de consolidación pueden darle un nuevo comienzo, consolidando todos sus préstamos en un solo pago, en casi todos los casos a una tasa de interés más baja.

Métodos de Consolidación de la Deuda

Las compañías de tarjetas de crédito y los bancos ofrecen la consolidación de deudas como préstamos individuales no garantizados, sin garantías. Debido a que estos son préstamos riesgosos para el prestamista, por lo general son más caros que los préstamos garantizados y no siempre están disponibles si usted tiene muchas deudas y una mala calificación crediticia.

Los préstamos sobre el valor acumulado de la vivienda, la línea de crédito sobre el valor acumulado de la vivienda, los préstamos de sólo interés y el refinanciamiento de retiro son préstamos garantizados que utilizan su casa como garantía. Las tasas son más bajas que las de los préstamos sin garantía, pero si usted incumple, puede perder su casa.

Servicios de asesoramiento crediticio

Los agentes de asesoramiento crediticio le ayudarán a salir de la deuda, aunque en realidad no la consoliden.
En su lugar, se elaborarán planes de pago (generalmente con intereses y cargos más bajos) para todas sus deudas elegibles. Te quedas con un único pago mensual al agente asesor, que pagará a todos tus acreedores.

Participar en un programa de asesoramiento crediticio normalmente no afectará su calificación crediticia y le proporcionará un programa de pago para saldar sus deudas en 3 a 6 años. Sin embargo, asegúrese de elegir un proveedor de servicios de buena reputación. Si la agencia de asesoramiento crediticio paga sus facturas con retraso, usted pagará el costo, ya que usted sigue siendo legalmente responsable ante el prestamista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *